RESPETA MI IMAGEN, JÚZGAME POR MI TRABAJO.

ejecutiva2.gif

Hoy, invitada por ELLE, me uno al manifiesto en favor de que la imagen de la mujer sea respetada y sólo se la juzgue por su trabajo.

Las voces de alarma en nuestro país ya sabéis de donde proceden: que si María Teresa Fernández de la Vega y sus modelitos, que si Carme Chacón y su smoking en la Pascua Militar y que si Soraya Sáenz de Santa María y su posado en un magazine. 

Ya lo dije en su día: trampas y más trampas de una minoría de necios intransigentes travestidos de liberales. 

Estamos en el siglo XXI, somos herederas del movimiento feminista nacido en el siglo XIX y desarrolado en el siglo XX y creo que las mujeres de nuestra generación debemos centrarnos en  la perspectiva de la igualdad de género, abandonando ya la cruzada contra la discriminación.

 

 carme_chacon_llegada_congreso_diputados.jpgcarme2.jpg1231333142869carme.jpg

Desde Elle, reivindicamos:

Respeto a nuestro derecho a mostrar nuestra feminidad, sea cual fuere la forma en la que la entendamos

– Libertad para elegir nuestra propia imagen e identidad  sin que por ello se cuestionen nuestras capacidades. 

– Que aceptemos que la igualdad existe dentro de la diferencia: ser iguales no quiere decir que nos comportemos de la misma manera.

– Que se valore nuestro trabajo, nuestro talento y nuestra capacidad de gestión por encima de la imagen que proyectamos.

– Que desde todos los ámbitos públicos se transmita un ejemplo de lo que debería ser una sociedad verdaderamente igualitaria y que nos comprometamos a ello tanto hombres como mujeres.

– Que se eviten  actitudes sexistas en todos los ámbitos, especialmente en el público y en los medios de comunicación, que tienen una enorme repercusión en la sociedad y crean un efecto altamente negativo que nos afecta a todas y todos.

feminismo.png

Hoy quería hablar de nosotras, de lo que nos ha costado llegar hasta aquí y a quiénes le debemos nuestra situación actual.

Por formación, puedo decir que soy experta en las corrientes feministas, pero mi intención, para este post, no es impartir una clase de historia, es lograr que, cuando lo acabéis de leer, tengáis respuestas a algunas preguntas que, seguro, os habréis hecho más de una vez.

Para ello, es importante conocer quienes fueron las mujeres que pelearon para que hoy, nuestra generación, esté divisando, por fin, el paraíso donde hombres y mujeres son iguales ante los ojos de una sociedad avanzada.

mwollstonecraft4601.jpg

En 1759 una jovencísima inglesa, Mary Wolltonnekraft, colocaba la primera piedra sobre la que se construiría el feminismo contemporáneo. Filósofa y escritora preocupada por la posición de la mujer en la sociedad y abanderada de una causa que luchó por el derecho a la educación femenina en las escuelas. Su obra más reconocida fue “Vindicación de los derechos de la mujer“.

“…enseñadas desde su infancia que la belleza es el cetro de las mujeres, la mente se amolda al cuerpo y, errante en la dorada jaula, sólo busca adornar su prisión…”

Vivió en un permanente desafío a las normas sociales preestalecidas por la sociedad patriarcal y luchó contra la tiranía absolutista del hombre en el hogar. Su historia tardaría años en ser recuperada hasta que mujeres como Virgina Woolf o Emma Goldman, pertenecientes al movimiento feminista, la empezaron a hacer pública.

En la misma época, pero en Francia, Olympe de Gouges, escribe la “Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadanía“.

En el lado opuesto, entre mediados y finales del XVIII, pensadores de la categoría de Kant, declaraban a la mujer memorable por su belleza pero ponían en duda su capacidad moral. Estamos hablando de uno de los pensadores más influyentes de la Era Moderna.

Por otra parte, en EEUU, el movimiento corría paralelo a la lucha abolicionista y fue en 1848 cuando en la declaración de Seneca Falls se plasmó una filosofía feminista de la historia allanando el terreno para el nacimiento del movimiento sufragista y sentando las bases del feminismo que hoy conocemos.

sufragistas.jpg

Como podéis suponer en España las cosas aún estaban más difíciles. A principios del siglo XIX era un país de escaso desarrollo industrial (en Inglaterra, por ejemplo ya trabajaban el 70% de las mujeres), con fuerte peso de la Iglesia Católica, con una situación política convulsa protagonizada por adulteraciones en los procesos electorales y pronunciamientos militares y con las mujeres cumpliendo su rol de madres y esposas, analfetas en una gran mayoria. Dos figuras claves en el feminismo español fueron Concepción Arenal y Emilia Pardo Bazán.

simonedebeauvoir.jpg

Pero, sin duda, una de las figuras claves para comprender la situación actual en la que nos encontramos es la francesa Simone de Beauvoir, cuya obra, El segundo Sexo, es una de las principales referencias de la corriente denominada “Feminismo de la Igualdad“. Muchas son las críticas que han caído sobre ella, sobre su conducta, sobre la masculinización de su identidad, sobre su idea liberal de las relaciones de pareja que suponemos respetó Jean Paul Sartre.

Pero ha sido necesario que ella pasara por todo esto para dejarnos el legado del que disfrutamos en el siglo XXI, cuando la mayoría de reivindicaciones plasmadas en su obra son ya una realidad.

Precisamente en Francia, en los años 90, la revista Elle realizó una encuesta entre sus lectoras sobre su obra. Una encuesta que la encumbró como la pensadora feminista más importante del siglo. 

¿por qué he hecho este breve recorrido por la historia de los feminismos?

Pues para entender nuestro pensamiento en la sociedad actual, nuestro retroceso en algunos casos y nuestros avances en otros.

mujer-trabajando.jpg

Hoy reivindicamos ser juzgadas por nuestra valía y no por nuestra imagen. Ya no es necesario actuar como Simone de Beauvoir, es decir, masculinizarnos en apariencia y en pensamiento para poder competir con los hombres, adquiriendo armas del talante masculino y olvidando virtudes y cualidades propias de nuestro género. Las mujeres de hoy  no queremos ni debemos renunciar a nada de lo que hemos sido, deseamos conservar nuestra cultura femenina como símbolo de nuestra identidad. Es inaceptable que copiemos el modelo masculino para ser respetadas. Una vez superado el absolutismo patriarcal y rotas las cadenas que nos ataron durante tantas décadas, es momento para comprender que LA IGUALDAD, empieza por respetar que en la sociedad ya existen otras formas de mirar y de actuar, representadas a través de una visión femenina que tiene la misma legitimidad que la masculina. Biológica y socialmente distinta, heredera de un cuidado de la imagen al que ha estado sometida históricamente pero que, en la actualidad, le resulta una actividad más a sumar a otras tantas diarias.

En definitiva, como bien dedujo Victoria Camps en El siglo de las mujeres, la igualdad será una realidad:

 merkel.jpg

El día que no haya necesidad de distinguir entre mujeres profesionales y hombres profesionales. Ese día nadie se parará a pensar si una ministra lleva demasiado rouge o m´s o menos escote, al igual que ahora nadie cuestiona si la corbata de cualquier político le favorecía o estaba bien combinada con su camisa.

– El día que no sean necesarias las cuotas de participación en ningun espacio administrativo o empresarial.

– Cuando el hombre acepte que su pareja puede cosechar mayores éxitos que él o ganar más dinero.

– El día que no sea necesario sacrificar familia, maternidad o trabajo por ser mujer.

Y quiero añadir también que nuestra generación no debe caer en la trampa tendida por neoconservadores, haberlos haylos, que intentan culparnos que la familia está en crisis por nuestras ansias profesionales y  que ello conlleva un gasto social innecesario fácilmente solventable si la mujer volviera al hogar “abandonado”. Que la crisis económica se ve agravada porque cada vez hay más mujeres que trabajan y que el feminismo ha fracasado claramente. Uffff….

¿os parece que la igualdad ya es un hecho?

56 Comments

  • February 23, 2009

    porquemelomerezco

    Enhorabuena lujosa!! Me ha parecido un post muy trabajado y creo necesario recordar a todas aquellas que lucharon por la igualdad. Es importante saber que paso para poder construirnos una opinion.
    Sinceramente, creo que hay mucho camino por andar hasta conseguir una igualdad, pero me alegro de que hayas tocado este tema. Nos hace reflexionar que nunca viene mal 😉

    Un beso enorme lujosa
    Bea

  • February 24, 2009

    rosa

    Pues yo me pongo en la piel de un tío, que tiene que ir a trabajar de traje, porque le
    obligan y no se le ocurre hacer un manifiesto a “desarrollar su masculinidad como quieran”
    que puede significar ir sin camisa al curro.

    Si vamos a currar, pues cada trabajo tiene su ropa ¿NO?, que no es lo mismo una trapecista que una abogada, vamos, creo yo.

    Entonces, dejémonos de estupideces, de verdad, si llevas escote, pues te van a mirar al escote…que son tios.

    Pensadlo

  • February 28, 2009

    tricia

    Al hacer referecias culturales por favor escribelas bien : Mary Wollstonecraft, madre de Mary Shelley la escritora de Frankestein

  • February 28, 2009

    Tassia

    La mejor manera de ser libre, es ser culta, inteligente, discreta y educada.Y su imagen es eso lo que ella transmita.
    La libertad está muy unida al respeto.

    Tassia
    http://luzsensorial.blogspot.com/2008_12_01_archive.html

  • May 14, 2009

    Rosa

    siempre esta la tipica tia fea y reprimida que tacha a las mujeres que se arreglan de tontas. Si una mujer se arregla bonita es mas tonta que una que va fea y con cara de culo. Que pasa que no es posible tenerlo todo? belleza, inteligencia? todo?
    y yo me pregunto si habra un dia que no nos juzguemos por nda, ni raza ni sexo no color, ni nada solo por nuestros actos y nuestra valia.
    A veces uno se cree que las cosas han evolucionado pero ciertos individuos parece que no lo hacen nunca!

  • August 4, 2009

    ANA TORRENTS ZAFORTEZA

    Soy artista de la pintura,la ilustración la fotografia,licenciada en Bellas Artes y más cosas que no me da tiempo de desarrollar,también soy profesora de dibujo en mi academia de dibujo y pintura, a demás de ser madre y ama de casa.Todo esto,claro esta gracias a la ayuda incondicional de mi marido y padre de nuestro hijo.
    La cuestión es que si yo me promociono como mujer artista con toda esta variedad,o amplio abanico de actividades artísticas,se me etiqueta como, “DISPERSA”,pero si lo hce un hombre. es: “PROLIFICO”.
    ¿O NO ?

You must be logged in to post a comment