Radiofrecuencia facial

radiofrec

Hoy os quiero explicar en qué consiste la radiofrecuencia facial, en primera persona y con bastante experiencia. Nos vamos a centrar en este tratamiento pero, no olvidemos, son precisas otras técnicas medico-estéticas y estéticas para mejorar nuestra piel y, sobre todo, mantenerla bonita y envejecer bonito, lo más importante.

Llevo utilizando este método desde hace 6 años y me encanta poder afirmar, a día de hoy, que funciona y que parece que este tiempo no ha pasado por mi cara, os lo aseguro. Personalmente he probado tres tipos de radiofrecuencia: Thermage, Symed y Reaction.

Lo primero que debemos de entender es que cada piel reacciona mejor o peor a una u otra. Para ello es preciso un diagnóstico previo y decidir qué tipo de radiofrecuencia debes utilizar, incluso si es necesario combinar más de una. No es que una sea mejor que otra pero busca siempre profesionales que la apliquen poque hablamos de aparatología médica que precisa de una formación específica.

¿Qué es la radiofrecuencia?

Es una técnica que trabaja mediante radiaciones electromagnéticas (totalmente seguras) que oscilan en un campo magnético de forma simultánea. Dentro de este campo eléctrico, las polaridades cambian de positivo a negativo de forma alterna provocando el calentamiento de los tejidos, lo que motiva el incremento de la circulación, estímulo de fibroblastos, favorece la formación de nuevo colágeno, y un aumento de los metabolismos celulares. Hay varios tipos: monopolar, bipolar y multipolar.

La primera sesión que realicé de radiofrecuencia fue monopolar con Thermage en la Clínica Tufet de Barcelona. Las ventajas de Thermage es que es un sola sesión anual o, incluso cada dos años. Los resultados son acumulativos en el tiempo, es decir, los notarás cada vez más a partir del sexto mes. Eso es lo que yo percibí. Al cabo de dos años repetí de nuevo con Thermage. El precio es de unos 1500€ (pero debemos tener en cuenta que es una sola sesión).

Hace dos años, Nuria Soteras (mi facialista) me recomendó probar la radiofrecuencia bipolar: Viora Reaction. La diferencia es que, en un mismo cabezal, un polo emite y el otro cumple la función de receptor, generando una gran energía. Esto hace que haya un gran incremento de temperatura que favorecerá también la nueva formación de colágeno y elastina. La diferencia con Thermage es que aquí debes realizar 5 sesiones, espaciadas cada 3 semanas, y es bastante menos molesto (lo único que notas es el calor pero totalmente soportable). El precio, en este caso, es de 130€ por sesión, mucho más asumible, lo sé (además siempre os digo que si mencionáis que acudís de mi parte os costará 90€).

backstage-beuaty-radiofrecuencia-3

Este año he decidido repetir con Viora Reaction porque el pasado año noté una mejora muy grande en la piel, sobre todo, en cuanto a firmeza y óvalo facial, algo que es difícil de conseguir con otros tratamientos.

backstage-beuaty-radiofrecuencia-1

Ya os digo que cualquier radiofrecuencia de las que he probado me ha funcionado y de la que menos os puedo hablar es de Symed, ya que precisa muchísimas sesiones y sólo hce un par. Yo la recomiendo cuando quieres un resultado inmediato pero, por lo que me comentan otras usuarias los resultados no perduran como en las anteriores, aunque repito, no tengo la suficiente experiencia con Indiba como para hablar en primera persona de sus resultados.

En BACKSTAGE BEAUTY podéis encontrar tres tipos de radiofrecuencia:

Radiofrecuencia monopolar: Symed Thermosalud

Radiofrecuencia bipolar: Viora Reaction

Radiofrecuencia Multipolar:Venus Freeze

backstage-beuaty-radiofrecuencia-2

Infórmate sin compromiso y recuerda que te ofrezco la posibilidad de probar UNA SESIÓN GRATIS, sólo tienes que participar en Facebook o Instagram.

 

 

Be first to comment